Cómo encontrar el nombre perfecto para tu tienda online en 2023

Encontrar el nombre perfecto es muy importante.

Cómo encontrar el nombre perfecto para tu tienda online en 2023

Dicen que un nombre no lo es todo, pero cuando se trata de tu tienda online, elegir el nombre adecuado puede significar la diferencia entre el éxito meteórico y el olvido digital.

En serio, ¿quién querría comprar productos en una tienda cuyo nombre evoca la tristeza de una mañana de lunes gris y lluviosa?


Vamos a ayudarte a elegir un nombre que brille más que el sol del verano.

1. Piensa en tu marca

Grupo de notas adhesivas en blanco sobre un escritorio con un rotulador sharpie
Foto de Kelly Sikkema

Antes de embarcarte en la búsqueda del nombre perfecto para tu tienda online, tómate un momento para pensar en tu marca en su conjunto. Esto significa tener claro qué vendes, a quién se lo vendes y cómo quieres que te perciban tus clientes. He aquí algunas preguntas que debes hacerte:

  • ¿Qué productos o servicios vendes? Tienes que saber qué ofreces a tus clientes. Puedes vender productos físicos, servicios, productos digitales, etc. Esto podría ayudarte a determinar los tipos de nombres que serían apropiados para tu tienda.
    Por ejemplo, si vendes muebles hechos a mano, un nombre que evoque artesanía podría ser apropiado. Si utilizas exclusivamente nuestro servicio de impresión bajo demanda, ten en cuenta los distintos productos que ofrecemos.
  • ¿Quién es tu público objetivo? Conocer a tu público objetivo es crucial a la hora de elegir un nombre para tu tienda online. Por ejemplo, si te diriges a adultos jóvenes apasionados por la tecnología, puede que quieras un nombre moderno y friki.
    Por otro lado, si tu público objetivo es mayor y aprecia el lujo, un nombre elegante y sofisticado sería más apropiado.
  • ¿Cuáles son tus valores corporativos? Los valores de tu empresa son una parte esencial de tu marca. Por ejemplo, si la ecorresponsabilidad es un valor clave para tu empresa (eso esperamos), podrías considerar un nombre que evoque la naturaleza o la sostenibilidad.
  • ¿Qué imagen quieres transmitir? Piensa en cómo quieres que la gente perciba tu tienda online. ¿Quieres que te vean como alguien serio y profesional, creativo o innovador, o quizá una combinación de ambas cosas? El nombre de tu tienda debe ayudar a transmitir esta imagen.

Tómate un tiempo para escribir tus respuestas a estas preguntas y pensar en lo que significan para tu marca. Esto te ayudará a identificar los tipos de nombres que serían apropiados para tu tienda online y te dará una dirección clara cuando empieces el proceso de lluvia de ideas.

Recuerda que elegir un nombre para tu tienda online es una inversión a largo plazo. No sólo debe captar la atención de tus clientes potenciales, sino que también debe seguir siendo relevante y significativo a medida que tu negocio crece y evoluciona.

A modo de recordatorio, aquí tienes un magnífico artículo: Elegir el nombre de marca adecuado.

2. Sé original pero claro

Una vez que tengas una idea clara de lo que representa tu marca, es hora de empezar a pensar en los nombres. Y aquí el reto consiste en encontrar el equilibrio adecuado entre originalidad y claridad. He aquí por qué ambas son importantes:

Originalidad: El mundo del comercio electrónico es vasto y competitivo. Es esencial que tu tienda online destaque entre la multitud. Por eso es importante la originalidad. Un nombre único puede atraer la atención, despertar la curiosidad y ayudar a que tu tienda destaque entre la competencia. No dudes en jugar con las palabras, inventar nuevos términos o utilizar asociaciones inesperadas.
Por otra parte, evita los nombres supercomplicados o basados en un juego de palabras, ya que corres el riesgo de perder parte de tu público con el tiempo.

Claridad: Sin embargo, es esencial que tu nombre comunique claramente lo que vende tu tienda online. Si los clientes potenciales no pueden adivinar qué tipo de productos o servicios ofreces, corren el riesgo de perdérselos.
No olvides que tu nombre suele ser lo primero que un cliente ve de tu tienda. Debe dar una idea de lo que pueden esperar de ti.

Entonces, ¿cómo conseguir el equilibrio adecuado entre originalidad y claridad?

Aquí tienes algunos consejos:

Lluvia de ideas: Coge una hoja de papel y escribe todas las ideas que te vengan a la cabeza. No te limites, el objetivo es tener un maxmio de ideas entre las que luego puedas elegir.

Manipula las palabras: Utiliza sinónimos, extranjerismos, metáforas, rimas, aliteraciones...
Cualquier cosa para hacer tu nombre más interesante y memorable.

Pon a prueba tus ideas: Habla con tus amigos, familiares y compañeros. Pregúntales qué piensan de tu nombre, qué les recuerda y si les resulta fácil de pronunciar y recordar.

Que sea sencillo: un nombre demasiado complicado o difícil de pronunciar probablemente ahuyentará a los clientes. Aunque quieras ser original, es importante que tu nombre sea accesible.

En última instancia, el nombre ideal para tu tienda online es aquel que refleje tu marca, atraiga a tu público objetivo y destaque entre la competencia, sin dejar de ser claro y fácil de entender.

No es una tarea fácil, pero con un poco de creatividad y reflexión, puedes encontrar el nombre perfecto para tu tienda.

3. Piensa en SEO

En 2023, la visibilidad online es más crucial que nunca, y ahí es donde entra en juego la optimización para motores de búsqueda (SEO). Un buen nombre de tienda online no sólo es atractivo y relevante, sino que también debe estar optimizado para SEO. A continuación te explicamos cómo puedes incorporar el pensamiento SEO a tu proceso de asignación de nombres:

Utiliza palabras clave relevantes: Si es posible, intenta incluir palabras clave relevantes en el nombre de tu tienda online.
Por ejemplo, si vendes ropa hecha a mano, utilizar la palabra "hecho a mano", "artesanal" o "ropa" en el nombre de tu tienda puede ayudar a mejorar tu clasificación en los resultados de búsqueda. Sin embargo, ten cuidado de no meter demasiadas palabras clave en detrimento de la claridad u originalidad de tu nombre.

Sé específico: Un nombre específico puede ayudarte a dirigirte a clientes que buscan exactamente lo que ofreces. Por ejemplo, si vendes vestidos de novia vintage, un nombre como "Novia Vintage" podría ayudarte a atraer a clientes que busquen específicamente este tipo de producto.

Ten en cuenta a la competencia: Investigar un poco sobre tus competidores puede darte una idea de las palabras clave que utilizan en sus nombres y ayudarte a determinar qué palabras clave podrían ser eficaces para tu propia tienda. Sin embargo, evita copiar directamente los nombres de tus competidores. El objetivo es obtener ideas y ver qué funciona en tu sector, no plagiar.

Prueba tu nombre: Una vez que hayas elegido un nombre, pruébalo haciendo algunas búsquedas en Google u otro motor de búsqueda. Comprueba qué tipo de resultados aparecen cuando buscas el nombre de tu tienda. Esto puede darte una idea de cómo podría situarse tu tienda en los resultados de búsqueda.

Si tienes en cuenta estas consideraciones sobre SEO, puedes elegir un nombre que no sólo te ayude a atraer clientes, sino que también mejore tu visibilidad en Internet. Dicho esto, el SEO no es la única consideración a la hora de elegir un nombre. No olvides que el nombre de tu tienda también debe ser memorable, significativo y reflejar la esencia de tu marca.

4. Comprueba la disponibilidad del nombre

Cómo encontrar el nombre de dominio adecuado para tu empresa
Foto de Markus Winkler / Unsplash

Es fundamental comprobar la disponibilidad del nombre que has elegido antes de comprometerte con él. Aquí tienes tres pasos esenciales que debes seguir:

  • Comprueba la disponibilidad del nombre de dominio: Un nombre de dominio es la URL que utilizarán los clientes para acceder a tu tienda online. Lo ideal es que tu nombre de dominio sea idéntico o muy similar al nombre de tu tienda para evitar cualquier confusión. Hay muchas herramientas de búsqueda de nombres de dominio disponibles en Internet que pueden ayudarte a comprobar la disponibilidad del nombre de dominio que deseas.
  • Comprueba la disponibilidad en las redes sociales: Aunque no tengas intención de lanzar una campaña en las redes sociales de inmediato, es una buena idea comprobar la disponibilidad del nombre de tu tienda en plataformas populares como Facebook, Instagram, Twitter (X) y Pinterest. De este modo, puedes asegurarte de que puedes utilizar el mismo nombre (o uno muy similar) en todas tus plataformas para conseguir una coherencia óptima de la marca.
  • Comprueba las marcas: este es un paso esencial para evitar problemas legales en el futuro. Puedes realizar una búsqueda de marcas en la base de datos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) o del Institut National de la Propriété Industrielle (INPI) en Francia, por ejemplo. Si el nombre que has elegido ya es una marca registrada en tu sector, sería preferible elegir otro nombre.

Comprobar la disponibilidad puede parecer un proceso tedioso, pero es esencial para evitar problemas futuros. Es mejor descubrir ahora que tu nombre no está disponible o está protegido por derechos de marca, que enfrentarte a problemas legales o a la confusión de los clientes más adelante.

Así que, una vez que hayas elegido un nombre que encaje con tu marca, sea claro y original, y esté optimizado para SEO, asegúrate de dedicar algún tiempo a comprobar su disponibilidad. Este es el último paso crucial para definir el nombre perfecto para tu tienda online.

5. Pide consejo

Foto de Brooke Cagle / Unsplash

Después de seguir los pasos anteriores, probablemente tengas una o dos ideas de nombres para tu tienda online. Sin embargo, antes de hacer una elección final, es una buena idea recabar opiniones. Aquí tienes algunos consejos para hacerlo con eficacia:

  • Dirígete a tu público: Pregunta a una muestra representativa de tu público objetivo qué piensa del nombre que estás considerando. Al fin y al cabo, son los que más interactuarán con tu marca. Puedes realizar una encuesta, organizar un grupo de discusión o simplemente preguntar a algunas personas que se ajusten a tu público objetivo. Pregúntales qué les evoca el nombre, si les parece atractivo y si creen que se adapta a tu producto o servicio.
  • Consulta a los expertos: Si conoces a expertos en marketing, branding o comercio electrónico, su punto de vista puede ser inestimable. Podrían ofrecerte una perspectiva diferente o arrojar luz sobre aspectos que quizá no habías considerado.
  • No olvides a los que te rodean: tus colegas, amigos y familiares también pueden ofrecerte una perspectiva valiosa. Como personas implicadas en tu negocio, conocen bien tu marca y pueden aportar comentarios constructivos.
  • Muéstrate abierto a las críticas: Cuando pidas opiniones, prepárate para las críticas. No todos los comentarios serán positivos, y eso es bueno. Los comentarios constructivos pueden ayudarte a perfeccionar tu nombre o a identificar posibles problemas que quizá no habías previsto.

Ten en cuenta que, aunque los comentarios son valiosos, la decisión final es tuya. Es tu marca, y debes estar contento y seguro con el nombre que elijas.

En resumen

Elegir el nombre ideal para tu tienda online es una decisión crucial que merece una reflexión seria y profunda. El nombre que elijas es mucho más que una simple etiqueta; es la representación de tu marca en la mente de los consumidores y el primer punto de contacto para tus clientes potenciales. Tiene el poder de evocar una imagen, crear una conexión emocional y establecer expectativas.

Desde comprender tu marca hasta analizar las preferencias de tu público objetivo, desde equilibrar originalidad y claridad hasta integrar el pensamiento SEO, cada paso del proceso es importante. Debes tener en cuenta tanto los aspectos comerciales como los creativos de tu negocio, asegurándote de que tu nombre sea único pero también fácilmente identificable en un mundo digital en constante cambio.

E incluso una vez que has encontrado ese nombre aparentemente perfecto, el trabajo no ha terminado. Tienes que comprobar su disponibilidad en varias plataformas, ya sea en términos de nombres de dominio, redes sociales o marcas registradas. Es un paso necesario para evitar problemas legales en el futuro y para garantizar que tu marca sea coherente en todas las plataformas.

Por último, buscar opiniones puede ser un paso valioso para evitar escollos inesperados. Los comentarios de tu público objetivo, de tu equipo y de expertos del sector pueden proporcionarte información vital y ayudarte a afinar tu nombre antes de su lanzamiento oficial.

En resumen, el nombre de tu tienda online es la esencia de tu identidad de marca. Requiere una atención especial y una reflexión cuidadosa. Pero con estos pasos y consejos en mente, estarás bien equipado para crear un nombre que no sólo sea atractivo y memorable para tu público objetivo, sino que también transmita el potencial de tu negocio y crezca con él a largo plazo.

Así que tómate el tiempo que necesites, disfruta del proceso creativo y observa cómo tu marca cobra vida.